Make your own free website on Tripod.com

May Samra

El silencio que mata por Thomas Friedman

Home
Tradición Árabe
Israel
Mi familia
Cuentos
English
Dame tu Opinión
Otros Sitios de Interés
Philosophies for lonely travel
Mis Encuentros
the moon was orange
may

Un texto de Thomas Friedman

El 20 de febrero, la agencia noticiosa AP reportó desde Afganistán que un suicida disfrazado de enfermero se hizo explotar frente a un grupo de casi 150 personas que se habían reunido para la inauguración de una instalación de urgencias en la ciudad de Khost. Unos días después, en un colegio de Bagdad, una mujer suicida se detonó entre unos estudiantes que iban a realizar un examen, logrando matar 40 personas.

 

Deténganse un momento para pensar en lo enfermo del asunto. Luego, deténganse otro momento y escuchen el silencio. El equipo del presidente Bush está mudo. No dice nada porque no tiene autoridad moral. Nadie le haría caso. El Sr. Bush está perdiendo una guerra de relaciones públicas contra gente que se hace explotar en urgencias de hospitales. Los europeos están mudos, perdidos en su auto engaño que  la culpa es de Bush y de Blair.

 

Aún peor, los mismos musulmanes, cuyo futuro está siendo asesinado, también están mudos. Ningún incremento de tropas puede funcionar en  Irak si no tenemos una “incremento moral”, una estrategia contranihilista que deslegitime a los hombres bomba.

 

Las restricciones más importantes son culturales, sociales y religiosas. Se necesita un pueblo –pero el pueblo musulmán de hoy está, en su mayoría, silencioso. Los mejores están intimidados o indiferentes y los peores aplauden tranquilamente a los Sunitas que asesinan Shiítas.

 

“Nadie en el mundo árabe tiene el valor de decir que lo que sucede en Irak esté mal; que matar a niños en edad escolar está mal” –dice Mamoun Faudy, director del programa del Medio Oriente en el Instituto Internacional de Estudios Estratégicos. “La gente cree de alguna manera que matar irakíes es bueno porque lo pagarán los norteamericanos, así que, matándose, los árabes creen estar saboteando el proyecto norteamericano.”

 

El mundo se preocupa acerca del uranio altamente enriquecido, pero “el peligro verdadero es el islam altamente enriquecido” –añadió el Sr.Faudy. Eso es, “el Sunnismo  altamente enriquecido y Shiísmo altamente enriquecido”, que acaban con el estado musulmán, como lo hace Hezbolá en Líbano o la Hermandad Musulmana en Egipto o Al Qaeda en el mundo.

 

Resultado: no hay hoy fuente legítima, decente, aceptada, de autoridad árabe-muslmana. No hay centro de gravedad “para anclar las almas de la gente” –dijo el Sr. Faudy. “En este pozo de confusión, el hombre bomba no es condenado sino sutilmente exonerado.

 

Los medios nacionalistas árabes, como Al Jazeera, prácticamente dicen “¡Bravo!” a Bin Laden y a sus seguidores” –continúa Faudy. “El mensaje que se le envía a Bin Laden es: “Estás haciendo a Occidente lo que queremos hacerle, pero no podemos”. Éste es el mensaje oculto al cual Occidente no es extraño: a menos de que se apliquen a los musulmanes alrededor del mundo presión extrema para que proclamen contra-fatwas y que nombren “parias” a los hombres bomba, poco sucederá en  la lucha contra el terrorismo.

 

“El campo de batalla del mundo árabe hoy no es Palestina ni Líbano, sino los salones de clase y las salas de prensa” –concluyó el Sr.- Faudy. Allí es donde los “programadores” crean imágenes simbólicas y lenguaje que glorifican los hombres suicidas y muestran como legítimos sus actos depravados. Sólo otros “programadores” árabes-musulmanes pueden vencerlos.

 

De pronto, una voz honesta surge dándonos una chispa de esperanza. MEMRI  ( Middle East Media Research Institute) acaba de publicar un poema de Wajeha al Huwaider, una escritora  saudí:

 

Cuando no hay un solo jardín en tu ciudad, pero hay una mezquita en cada esquina,

Cuando ves gente viviendo en el pasado con todas las ataduras de la modernidad,

Cuando la religión controla la ciencia,

Cuando los clérigos son nombrados “eruditos”,

Cuando el líder es un semi dios que nunca muere , transfiere el poder ni permite la crítica,

Cuando encuentras que la mayoría se opone a la libertad y disfruta la esclavitud,

Cuando una mujer vale la mitad de un hombre o menos,

Cuando la tierra es más importante que los seres humanos…

 

No te deprimas , estás en un país árabe.

 

Cuando el miedo vive constantemente en los ojos del pueblo,

seguramente estás en un país árabe.

 

Enter content here

Enter supporting content here