Make your own free website on Tripod.com

May Samra

Cuando política y religión se encuentran: el mesianismo de Irán
Home
Tradición Árabe
Israel
Mi familia
Cuentos
English
Dame tu Opinión
Otros Sitios de Interés
Philosophies for lonely travel
Mis Encuentros
the moon was orange
may

Enter subhead content here

Irán, país por demás bélico en cuanto a sus intervenciones como a sus declaraciones,  está a punto de volverse una potencia nuclear. Las pruebas atómicas realizadas por Corea del Norte vuelven a plantear  la urgencia de lidiar con una nación que representa un peligro para el mundo y una amenaza para algunos países, Israel por ejemplo, a quien Irán ha amenazado de “borrar del mapa”.

Además del motivo obvio de adquirir poder a nivel regional y mundial, las ambiciones nucleares de Irán estarían marcadas por una impronta religiosa relacionada con el mesianismo, elemento esencial de su ideología. Estos componentes mesiánicos han sido analizados en la Conferencia del Institute of Counter Terrorism (ICT) realizada en septiembre en Hertzliah, Israel,  que reunió a expertos, periodistas y agencias de seguridad del mundo entero.

 

Un nuevo siglo islámico y el concepto del Mahdi

 

Uno de los ponentes de dicha Conferencia, Moshe Sharon, catedrático de la Universidad Hebrea de Jerusalem, está convencido que los motivos de Mahmoud Ahmadinejad, presidente de Irán, para desarrollar armas nucleares, están relacionados con la ideología chiíta mesiánica que requiere de una guerra total, tras la cual el Mesías del Islam traerá al mundo el dominio de los chiítas ,la Casa de Alí .

 

Si este tipo de discurso parece algo extremo o fuera de la realidad, recordemos que lo estamos viendo con ojos de Occidente, a partir de una civilización basada en la lógica y la razón. Sin embargo, Irán es una República Islámica en la que la lógica y la razón deben adaptarse a la voluntad divina, o por lo menos la interpretación de dicha voluntad según la Sharía ( ley islámica).

 

“El concepto del tiempo en el  Islam difiere del

concepto occidental en cuanto a que el primero es

circular mientras que el segundo es lineal” aclaró Sharon, quien fuera Ministro de Asuntos Árabes en

el gobierno de Menahem Begin y habla un perfecto árabe.

“La cúspide del círculo corresponde al la época de los

Profetas, la mejor época en la historia de la

Humanidad. Luego, siguiendo la curvatura del círculo,

hay un descenso donde cada generación viene siendo menos

importante que la anterior. Más adelante, la tendencia se

revierte y se retorna a la cumbre. Esto sucede al

inicio de cada siglo islámico.”

 

Es sabido que 1979 marcó el  inicio de  un Nuevo Siglo Islámico .

En estas fechas,  Israel estaba negociando el acuerdo de

paz con Egipto, protagonizado por los presidentes de ambos países, Anwar el Sadat y Menahem Begín. Fuentes reportan que  Sadat puso como condición recuperar la península del Sinaí antes del 19 de octubre 1979. Begin no entendía la importancia de esta fecha: consistía en que Sadat quería estar

parado en la cumbre del Sinai al iniciarse el Nuevo Siglo. En esta misma época, el Ayatollá Jomeini subió al poder en Irán.

 

“No fue coincidencia” dice Sharon.” Desde Paris, a Jomeini le bastó levantar  el auricular para que un millón de ciudadanos iraníes, advertidos desde los púlpitos del próximo advenimiento del Mahdi,  tomaran las calles. El Nuevo Siglo representa el renacimiento del Islam. Una época de expectativa mesiánica.”

 

Especialistas en el tema explicaron, en el marco de dicha ponencia, que el  Islam no es sólo una religión, sino una civilización que involucra cultura, leyes, política y  estado. Desde su inicio, es una fe mesiánica y menciona el Fin del Mundo. Alá es también el “Rey del Fin de los Días”.Mahoma declaró que no habría profetas después de él (Jesús es también profeta del Islam, anterior a Mahoma ) sino que  tras él vendría el Fin de los Días.

 

  “El Mesías islámico se llama el Mahdi.” explicó el profesor Sharon. “ Para los sunitas, el Mahdi es una figura desconocida. En la ideología chiíta, se sabe perfectamente su identidad. Su nombre es Mohamad Ibn Hasan el Askari. Es el doceavo Imam ( profeta en el sentido coránico),quien apareció en la noche del 31 de diciembre del año 873. Residió en Jabulsa, ciudad mítica, pero se tuvo que esconder en el año 260 después de la Hegira y existe hasta hoy en la narrativa religiosa chiíta. Es también llamado Bahiat Allá , Hudge ( la prueba) y el Kaem ( el erguido)”.

 

  Coincide con el análisis de Sharón el periodista norteamericano Daniel Pipes uno de los analistas políticos más afamados, ( vale la pena mencionar que  tiene el dudoso honor de pertenecer a la lista de blancos de al Qaeda), Pipes recordó que “ como alcalde de Teherán, por ejemplo, en 2004, Ahmadinejad dio órdenes secretas al Municipio de construir una gran avenida para prepararse para el Mahdi. Un año más tarde, como presidente de la nación, destinó 17 millones de dólares a una mezquita de estilo persa en Jamkaran, al sur de la capital, asociada estrechamente con el mahdaviat ( creencia en la venida del Mahdi). Ha promovido la construcción de una línea directa de ferrocarril Teherán-Jamkaran. Hizo que una lista de los miembros propuestos para su gabinete se depositara en un aljibe adyacente a la mezquita de Jamkaran, según se dice, con el fin de aprovechar su presunta conexión divina”.

 

Como corolario, el profesor Sharon indicó que, en el mundo,  cada siglo es testigo de alguna revolución relacionada con el Islam .En 1882, el Mahdi apareció en el Sudán. Fue la causa de una importante revuelta.. En 1844, mil años desde la desaparición del Mahdi, movimientos espirituales

sacudieron Irán, pero resultaron en el advenimiento pacífico de dos nuevas religiones, la Babi y la Bahai.

 

El poder de los Ayatollas

 

La idea tras el poder de los Ayatollas en Irán es el concepto del Mahdi: es el Mesías redentor, una presencia  verdadera ,esperada por todos. Ayatolla significa: “señal de Alá”. Los Ayatollas son los únicos que pueden contactar al Imam, por lo que son respetados y venerados .El Imam está en une época de mutación pero puede aparecérsele a cualquiera.

Un chiíta está dispuesto a todo con tal de traer al Mahdi.

 

Sin embargo, el Mahdi solo puede volver tras un Apocalipsis, una guerra total, destructiva,  de tremendas dimensiones. Un Armageddon. Esta guerra será iniciada, según lo dicta la tradición, por el tercer Imam, el Imam Hussein, cuyo cuerpo está en la ciudad de  Karbala, Irak, pero cuya cabeza está en el Cairo, Egipto. Al levantarse Hussein de la tumba, lo rodearán trescientos trece guerreros e iniciarán el Apocalipsis.

 

El profesor Sharon hizo este impactante comentario:

 

“Es importante que Occidente entienda lo siguiente: es para el mahdaviat que Ahmadinejad desarrolla su armamento nuclear. Irán busca el poder nuclear para utilizarlo. Causará el Apocalipsis que, a su vez, traerá al Mahdi”.

 

El conflicto con Israel

 

Interrogado acerca del conflicto iraní con Israel, el panel respondió: “Israel, en la ideología chiíta, no tiene importancia alguna. La Meca cobra un interés menor. El supremo sitio sagrado del Islam chiíta es el

Atabat, Irak, donde se encuentran las tumbas del Profeta  Alí y de los Imams. Es más importante viajar a Atabat que realizar el Haj ( peregrinación a la Meca). De hecho, Israel nunca fue capital de ningún

estado musulmán, ni siquiera de Jordania que controló esta ciudad”.

 

Entonces ,nos cuestionamos, ¿por qué tanta insistencia con borrar del mapa a Israel? “ Por una parte, Israel fue edificado en territorio musulmán, lo que se considera una afrenta. Por otra, es parte del deseo de Irán de trasladarse al centro del Islam, para desde

allí conducir al dominio de la Casa de Alí.  Por ello, las declaraciones  de Ahmadinejad  acerca de Israel  y, peor aún, su negación del Holocausto. Pero este discurso no engaña a los sunitas , los Saudíes por ejemplo. Los chiítas son odiados en el mundo musulmán y éste está mucho más preocupado que Israel por un Irán volviéndose potencia nuclear.”

 

 

 

El Mahdi en boca de Ahmadinejad

El presidente iraní plantea el tema a menudo, y no sólo a los musulmanes. Daniel Pipes relata, en su sitio del mismo nombre,  que al dirigirse a los  líderes políticos mundiales en instalaciones de las  Naciones Unidas en septiembre 2005, Ahmadinejad dejaba perpleja a su audiencia concluyendo su discurso con una oración por la llegada del Mahdi: "O poderoso Alá, te rezo para acelerar el surgimiento de tu última encarnación, el Prometido, ese ser humano puro y perfecto, el que llenará de justicia y paz este mundo".

De vuelta a Irán desde Nueva York, Ahmadinejad recordaba el efecto de su discurso de la ONU:

“Uno de nuestro grupo me dijo que cuando comencé a decir "En el nombre de Alá, el clemente y Todopoderoso", vio una luz a mi alrededor, y yo estaba colocado dentro de este aura. Yo mismo la sentí. Sentí que la atmósfera cambiaba de pronto, y durante esos veintisiete o veintiocho minutos, los líderes del mundo no parpadearon… Estaban absortos. Parecía como si una mano los retuviera allí y les hubiera abierto los ojos para recibir el mensaje de la república islámica”.

 

Este año, Ahmadinejad volvió a mencionar el Mahdi en su discurso ante las Naciones Unidas .Pidió a D-s ante todas las naciones: “Concede a la humanidad sedienta de justicia el ser humano perfecto que has prometido a todos, y permítenos ser sus seguidores y los promotores de su retorno”.

Enter supporting content here