Make your own free website on Tripod.com

May Samra

Perro que ladra, muerde

Home
Tradición Árabe
Israel
Mi familia
Cuentos
English
Dame tu Opinión
Otros Sitios de Interés
Philosophies for lonely travel
Mis Encuentros
the moon was orange
may


Al Qaeda acaba de amenazar con ataques a los países proveedores de petróleo a los Estados Unidos. Esta amenaza debe tomarse en serio, pues esta organización terrorista no habla por hablar, sino que generalmente actúa tras anunciar sus planes, ya sea con operaciones terroristas de su propia organización o / y con unos llamados por medios electrónicos al Jihad, incitando a cualquier buen jihadista a hacer lo posible para apoyar la causa ( y no faltan “ héroes”buscando dar sentido a su vida , o a su muerte, para ello).

Un ejemplo de ello fue la aparición de Bin Laden el 19 de enero 2006 en el tristemente famoso canal Al Jazeera , anunciando : “ La guerra contra los Estados unidos de America y sus aliados no será confinada a Iraq...” Los analistas concluyeron que refería probablemente a Arabia Saudita, su patria, que vende crudo a los Estados Unidos. La economía saudí está basada en su producción petrolera y la importancia del crudo saudi a nivel mundial es tal que un ataque terrorista del estilo 9/11 a sus instalaciones disminuiría las importaciones mundiales de crudo en un 10%.

El 24 de febrero 2006, dos carros cargados con explosivos fueron lanzados contra la procesadora de Abaqaiq, Bahrain . Los guardias de seguridad de dicha instalación detuvieron a los suicidas al disparar contra los coches, los cuales explotaron antes de alcanzar su meta. La central petrolera , que procesa los 2/3 del crudo saudí, no sufrió daños pero los precios del petroleo se dispararon en el mercado mundial , aumentando su costo en 2,16 dólares por barril.

El 11 de septiembre de 2006 , Al Zawahiri, el brazo derecho de Bin Laden, denunció en un mensaje el supuesto “hurto” del “petroleo musulmán” y anunció ataques en el Golfo Pérsico. Dijo, dirigiéndose a los Estados Unidos: “ Deberán preocuparse acerca de su presencia en dos áreas. La primera es el Golfo del cual, si D-s quiere, los expulsaremos tras su derrota en Iraq. Así, lograremos arruinarlos.”

Cuatro días después, el 15 de septiembre, el mismo esquema utilizado en Abaqaiq se repitió en ataques simultáneos en las instalaciones petroleras yemenitas de Marib y Hamadrawt .Los guardias de seguridad yemenitas dispararon antes de averiguar, como sus colegas de Bahrain, y evitaron daños mayores. Al día siguiente, en Sanaá, capital de Yemen, miembros de una célula de Al Qaeda fueron detenidos e incautadas doce bolsas de material altamente explosivo.

Otros ataques a instalaciones petroleras no han podido ser evitados. El 2002, un bote navegando a toda velocidad impactó el carguero francés Limburg, estacionado en las costas yemenitas, explotando y causando una gran brecha en el costado del navío. El día primero de mayo 2004, un grupo terrorista invadió los locales de una compañía petrolera en Yanbu, Arabia Saudita, matando seis empleados occidentales y un saudí. Una semanas después, guerrilleros de Al Qaeda atacaron complejos petroleros en Khobar, en la costa este de Arabia Saudita, tomando rehenes . La operación tuvo un saldo de 22 muertos, diez y nueve de ellos extranjeros.

Una muestra de la importancia de ataques terroristas sobre la economía de un país es el deterioro de la economía iraqí tras los 298 ataques a centrales petroleras desde junio 2003, dejándose de percibir a causa de ellos 6,25 miles de millones de dólares en ingresos petroleros.

Por otra parte, los simples rumores de un ataque a instalaciones petroleras benefician principalmente a quienes, como Bin Laden, han invertido en crudo- y a países que, a la par de su crudo, exportan terrorismo, como Irán.























































Enter supporting content here